FARO PUNTA GROSSA

En uno de los lugares más inaccesibles de la isla de Ibiza (y menos conocidos), se encuentra un antiguo faro, actualmente en desuso. Su visita es totalmente recomendable no solo por la excursión, también merece la pena las increíbles vistas.

El Faro de Punta Grossa sorprende a todos aquellos que lo descubren por primera vez:

Información extraida de la web de Faros de Baleares

El acceso a una zona acantilada, y en un promontorio a unos dos kilómetros y medio de distancia del lugar más cercano con camino de acceso, introdujeron no pocas complicaciones y obstáculos para las obras  cuyos materiales se transportaban por vía marítima para luego ser subidos al emplazamiento del faro. Las obras se llevaron a cabo con dificultades añadidas a causa de una epidemia de cólera y la necesidad de cambiar las canteras por ser de muy mala calidad la piedra extraída en el primer emplazamiento. Por ello, aunque los primeros torreros allí destinados llegaron a mediados de 1868, sin embargo el faro no se inauguraría hasta el 15 de septiembre de 1870.

Al poco tiempo de inaugurarse, se comprobó que su ubicación no era la idónea, debiendo construirse finalmente un nuevo faro en la isla de Tagomago, eliminando para siempre el de Punta Grossa. Aunque el faro de Tagomago se iluminó en 1914, el de Punta Grossa no se apagaría hasta el 1 de agosto de 1916, por esperarse a que se construyera una baliza que facilitara la entrada al pequeño puerto de la Cala San Vicente. En 1918 se entregó al Ministerio de Hacienda el edificio.

Donde esta

Comentarios sobre el Faro de Punta Grossa

Anónimo dijo…
Només volia escriure unes línies per dir-li al seu lloc realment genial! He estat buscant aquest tipus d’informació per un llarg temps .. No sòl contestar als missatges, però jo en aquest cas. WoW gran fabulós.
Anónimo dijo…
Hola Joan, Només volia felicitar-te per aquest blog i per les impressionants fotografies que hi surten. Gràcies per compartir el teu art! Salutacions des de Santa Eulària!
Anna
Lugares para recorrer dijo…
Sin duda alguna, un sitio no tan conocido por las rutas habituales de los turistas pero con un gran encanto.
Para todos aquellos que tengan curiosidad por la historia de Ibiza es un sitio espectacular.